CIMTRA reitera su demanda de una amplia política pública laboral con sentido de igualdad

El Comité Intersindical de la Mujer Trabajadora (CIMTRA)  perteneciente a las  centrales sindicales, Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS) y Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), en ocasión de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer este ocho de Marzo, reiteró su demanda de una amplia política pública  laboral con sentido de igualdad, dándole prioridad a las normas del trabajo que protegen los derechos de las trabajadoras y disminuyen las barreras de discriminación que prevalecen en el entorno laboral.

CIMTRA entiende que para ir cumpliendo con estas metas, se hace necesario que sean sacadas de la pobreza más de 300 mil trabajadoras domésticas que tiene el mercado laboral dominicano que viven en la pobreza y reproducen ese flagelo en sus familias por devengar salarios muy bajos, exclusión de la seguridad social y violencia laboral y social. 

Considera que el convenio 189 de la OIT ratificado por el Estado Dominicano y que entró en vigencia en el país el 15 de mayo del año 2016 es una cuestión de urgencia su aplicación y no entendemos por qué luego de haberse dado todos los pasos jurídicos que le dan legitimidad de ley al mismo, éste continúa siendo una aspiración y no una realidad para la que las trabajadoras domésticas tengan trabajo y  vida digna.

Igualmente demandó que el ministerio de trabajo realice los trámites de lugar  para la ratificación del convenio 190 y la recomendación 206 de la OIT,  contra la violencia y el acoso en el mundo del trabajo el cual contribuiría de manera significativa en otorgar un entorno laboral en igualdad a las trabajadoras, pero también incidirá de manera positiva en la cultura de la familia y la sociedad de ser ratificado y aplicado, ya que es responsabilidad del Estado y sus interlocutores tripartitos defenderlo y utilizarlo como herramienta de protección contra la violencia y el acoso laboral.

Esta norma que fue adoptada en la 108° Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo el 21 de junio pasado,  por gobiernos incluyendo el de República Dominicana,  empleadores y trabajadores  de diferentes países, tiene como objetivo que sea una herramienta que sirva de legislación global con impacto nacional para contrarrestar la violencia y acoso en el mundo del  trabajo y  busca que los mandantes de la OIT de manera tripartita adopten iniciativas para  prevenir, sancionar y reparar a las víctimas  de  violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

“La violencia y acoso en el trabajo, no son compatibles con el trabajo decente ya que  es una  violación a  los derechos humanos; es una amenaza a la dignidad, la seguridad, la salud y el bienestar de las personas y  genera grandes pérdidas a las empresas en términos de productividad, ganancias y daño a su reputación”, según lo han establecido los expertos de la OIT.
Estas normas (conv.  190 y Y recomendación 206) a pesar de que aplica a todos los trabajadores y trabajadoras, es muy importante para las mujeres en vista de que  reconocen entre otros aspectos:
Ø  Que se debe aplicar un enfoque inclusivo e integral en el empleo teniendo  en cuenta el enfoque de género.
Ø   Abordar  la seguridad y salud en el trabajo, la igualdad y no discriminación para prevenir la violencia y el acoso.
Ø  Se aplica a todos los grupos de trabajadores públicos y privados sin excepción, incluyendo los del sector informal y  especialmente a  los de grupos más vulnerables.
Ø  Que la violencia domestica tiene impactos que pueden afectar el empleo, la productividad, así como la salud y seguridad en el trabajo, por lo que los gobiernos los empleadores y los trabajadores, así como las instituciones que inciden en el ámbito del trabajo, deben contribuir como parte de medidas a reconocer, afrontar y abordar el impacto de la violencia doméstica.
Ø  Que la libertad sindical y la negociación colectiva son elementos claves para enfrentar la violencia laboral, tomando en consideración la inclusión de medidas de prevención, sanción y reparación de las víctimas.
Ø  La Seguridad Social es fundamental para apoyar a los trabajadores y trabajadoras afectadas por la violencia.
En tal sentido, estamos haciendo un llamado al gobierno dominicano a través de su ministerio de trabajo, para que actúe con la debida presteza y proceda a realizar los trámites correspondientes para que el convenio sea enviado al Tribunal Constitucional éste al al congreso nacional para su posterior adopción y ratificación, ya que será’ una medida que  contribuirá  con  la erradicación de la violencia en el mundo del trabajo de ser ratificado y aplicado.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget